Exclusivo
Farándula

Paulina Tamayo: ¡No es suegra metiche!

La cantante quiteña dice que es fácil de ganar con los pretendientes de sus vástagos. Se considera ‘acolitadora’ con sus yernos o nueras.

paulina
La artista cree que la mejor enseñanza que le dejó el 2020 fue darse cuenta de los verdaderos amigos.CORTESIA

Volver a los escenarios presenciales y compartir con la gente es uno de los grandes anhelos que tiene la cantante quiteña Paulina Tamayo para el 2021, ya que cumplirá 50 años de carrera artística y no quisiera hacerlo alejada de su público.

Sin embargo, por ahora no puede asegurar qué será lo que pasará y en caso de no poder realizar algo presencial, se conformará con compartir con quienes la han apoyado durante su trayectoria, a través de la virtualidad.

La artista cuenta a EXTRA que ese no es el único deseo que tiene para el año venidero, sino que le agradaría en algún momento convertirse en abuela, esto pese a que sus hijos no quieren darle nietos todavía.

RELACIONADAS

Su primera hija, Paola, no le da el gusto aún por sus múltiples ocupaciones entre el trabajo y el estudio, a pesar de ya estar unida en matrimonio. Mientras que su segundo hijo, Willie, quien también se dedica a la música, “le tiene miedo hasta a casarse”, asegura Paulina.

La intérprete de temas como ‘Buscando un cariño’ o ‘Pasito tun tun’ cuenta, entre risas, que no es una mala suegra, ya que no le agrada la imagen que usualmente se tiene de que la suegra debe ser un ogro, por lo que si pronto su hijo decide enamorarse ella sabrá aceptar la relación.

“Yo soy tranquila, siempre he dicho que mis yernos o nueras mientras les amen a mis hijos y les respeten, ya se ganaron mi corazón”, indica.

No le gusta entrometerse en las relaciones ajenas y prefiere ser una mujer ‘acolitadora’ con los suyos “porque al final el gusto no es mío, sino el de ellos”, menciona. 

DATO

El fin de semana la cantante dio un concierto virtual por las fiestas de Quito junto con el Trío Colonial, Don Medardo y sus Players; y otros artistas. 

TE RECOMENDAMOS