Exclusivo
Farándula

Salcedo y su pana Abraham Muñoz, en mora con las pensiones alimenticias

El empresario, investigado por corrupción en la venta de fármacos a los hospitales, debe $ 15.000 por 9 meses de retraso y Muñoz $ 780 por 5 pagos

daniel salcedo
Un selfie de Salcedo con su exentrenador personal, cuando la vida era color de rosa para ambosCortesía

Daniel Salcedo y su exentrenador personal, Abraham Muñoz, están en mora con la pensión alimenticia a sus hijos menores de edad, según revela datos de la Unidad Judicial Norte de la Familia, la Niñez Mujer y Adolescencia de Guayaquil.

Según los registros, Salcedo, un cuestionado empresario quie es investigado por los casos de corrupción en la venta de fármacos a los hospitales, debe un total de $15.200 por concepto de 9 mensualidades.

La demanda la presentó Maybillyni Gómez López de 29 años, en noviembre del 2019 y la pensión que dictaminó el juez competente fue de 1500 dólares. Salcedo tiene 2 hijos de 4 y 6 años.

Sus bienes confiscados

Daniel Salcedo quien esta siendo investigado por supuestos delitos en la compra-venta de insumos médicos en el Hospital IESS de los Ceibos, está detenido y al momento la Fiscalía ordenó el congelamiento de su cuentas bancarias con 1.7 millones de dólares, asi como de 7 vehículos de alta gama y seis departamentos en Guayaquil, Daule y La Libertad.

Al momento, el detenido se encuentra rindiendo declaraciones correspondientes, ante la Fiscalía.

Abraham Muñoz, amigo y entrenador personal de Salcedo, también está en mora con su pensión alimenticia. Muñoz debe $781 dólares, tras la demanda impuesta por Ana María Borja Blanco y no ha pagado en los últimos cinco meses .

El valor es de 105 dólares mensuales y a esto se suma los intereses por mora. Muñoz tiene un menor de edad.

Este sujeto esta detenido por delincuencia organizada por la supuesra venta de insumos médicos del Hospital del Seguro Social.

En días recientes, durante las investigaciones que se realizaban en torno al caso de Salcedo, a este se le descubrió que usaba una credencial con el nombre de Abraham Muñoz. Este último, al sentirse afectado, acudió a denunciar la supuesta suplantación de identidad.

Una vez que acudió a la Fiscalía y salió en televisión, su rostro fue descubierto como la persona que promocionaba la venta de fármacos para el tratamiento del COVID-19, pertencientes al IESS. Eso generó su captura y procesamiento.

TE RECOMENDAMOS