Exclusivo
Farándula

Virginia Limongi: “Ser mamá primeriza es todo un reto”

La ex-Miss Ecuador 2018 dio a luz a su hija, el 17 de octubre en Manabí. Quería tenerla por parto natural, pero nació por cesárea. Habló con EXTRA

virginia 1
Virginia Limongi agradeció los mensajes de cariño de sus seguidores.MIGUEL CANALES

Confundió a la prensa y a sus seguidores. La Miss Ecuador 2018, Virginia Limongi, anunció el miércoles 21 de octubre, con una fotografía en su cuenta de Instagram, el nacimiento de su niña (39 semanas), pero en realidad el parto se realizó el sábado 17, en horas de la mañana, en Portoviejo, Manabí, aunque no lo había dado a conocer por todo el proceso de adaptación que estaba viviendo.

Virginia habló en exclusiva para EXTRA y pidió paciencia a quienes tienen la curiosidad de conocer a la bebé, pues ahora está aprovechando la ayuda de su mamá y de su suegra para aprender todos los cuidados que debe tener para mantenerla sana y fuerte.

Ser mamá primeriza es todo un reto. Recién lo posteé el miércoles porque debía regresar a casa, acostumbrarme a las malas noches y todo eso”, contó Limongi.

RELACIONADAS

La manabita explicó que su parto fue por una operación de cesárea y no de manera natural porque la bebé estaba enredada con el cordón umbilical, incluso comparó la cirugía con la que se hizo en sus senos hace algunos años.

“Cuando me operé los pechos estaba 'megafeliz' de ingresar al quirófano y el dolor era mayor, pero lo toleré mejor. Ahora la cesárea fue horrible, desde la sala de espera caminar al quirófano. Dije que ya no quería más, después me vino un ataque de ansiedad terrible en el que le pedía a mi novio que nos fuéramos”, indicó.

Horas sin dormir

Lo cierto es que esta 'mamita' se ha pegado algunas lloradas por el cansancio y el sueño, ya que la bebé (3.5 kilos) es muy comilona y se despierta a lactar constantemente, incluso el primer día de su nacimiento Limongi solo durmió una hora.

“La primera noche solo quería comer, nunca se llenaba. Tuve que comprar una fórmula que me duró un día y se la quité porque no me gustó. Gracias a Dios tengo bastante leche”, agregó.

virgi
Foto de la manito de la bebé.INSTAGRAM

Por otra parte, su novio Cézar Augusto está ‘chocho’ con la llegada de la bebé, tanto así que lloró de la felicidad.

Un papá enamorado

“Él está enamorado a mil de nuestra hija. Ha pasado todas las malas noches conmigo para ayudarme a cambiarla y ser mi apoyo”, dijo. Añadió que sacó las piernas y pies del modelo brasileño, pero sus ojos son cafés claros, como los de ella.

Virginia describe esta etapa como la más feliz y siente que no puede explicar el momento cuando la tuvo entre sus brazos, “Mi mundo se silenció y solo éramos los tres. A veces parece mentira que yo la hice -50 por ciento con el papá obviamente-”.

Por lo pronto, la reina de belleza se encuentra bajo los cuidados de su familia y novio. Está alimentándose sanamente para producir más leche y utiliza fajas por la operación.

TE RECOMENDAMOS