Guayaquil: ¡‘Quebraron’ al más mimado de mamá!
Suscríbete

Exclusivo
judicial

Guayaquil: ¡‘Quebraron’ al más mimado de mamá!

Familiares quieren saber si el crimen ocurrió por intentar robarle su motocicleta o una venganza por una relación sentimental. Era el único hijo varón.

Familiares de Jhon Vega Aguilar acudieron al Laboratorio de Criminalística.
Familiares de Jhon Vega Aguilar acudieron al Laboratorio de Criminalística.Alex Lima

Por ser el único hijo varón de la familia, Jhon Francisco Vega Aguilar era el engreído de mamá, papá y hasta de su madrastra. Todos lo mimaban y llenaban de afecto.

Jhoncito, como llamaban de cariño al guayaquileño de 30 años, fue asesinado a tiros la noche del viernes en la manzana 1.824 de la cooperativa Estrella de Belén, en el sector de la Juan Montalvo, en el norte de Guayaquil. Sus verdugos le descargaron al menos ocho tiros en la cabeza y en la espalda. Su muerte fue corroborada en una casa de salud, a donde fue llevado por sus familiares.

Su madrastra, Lourdes Cusme, contó que su ‘hijo’, como consideraba al vástago de su esposo, salió de casa ubicada en el bloque 1 de Flor de Bastión (noroeste), a las 16:00, para visitar a su madre y a sus hijos, quienes habitan en el sector donde fue acribillado.

Jhon Francisco Vega Aguilar era el engreído de mamá, papá y hasta de su madrastra.
Jhon Francisco Vega Aguilar era el engreído de mamá, papá y hasta de su madrastra.Cortesía

“Nos dijo que regresaba enseguida, se subió en su motocicleta y se fue. No supimos más de él hasta la noche, cuando nos llamaron para decirnos que le habían disparado. Jhoncito no era mi hijo, pero lo amaba como si lo fuera. Tengo tres hijas y él era el hijo varón que no tuve. Su madre también lo adoraba, si yo estoy destrozada, ella está peor”, dijo Cusme llorando.

En este lugar fue asesinado el guayaquileño, de 30 años. Los criminales llegaron en un carro.
En este lugar fue asesinado el guayaquileño, de 30 años. Los criminales llegaron en un carro.Cortesía

Las motivaciones

La mujer contó que, según testigos, los asesinos de Vega Aguilar llegaron en un carro y aprovecharon que él estaba conversando en el portal de una casa con su expareja para dispararle por la espalda.

“Él le estaba dando dinero a la señora para que le comprara la comida a los niños. Sus hijos eran su adoración. En mi casa mis dos niñas, de 11 y 4 años, preguntan por su hermano. Ellas no entienden por qué no ha regresado a casa”, indicó.

Otra allegada mencionó que desconocen la identidad de los criminales. Todavía no saben si el asesinato pudo ocurrir porque intentaron robarle la motocicleta en la que se movilizaba o por el amorío que tiempo atrás mantuvo con una mujer del sector donde lo ‘quebraron’. “El hermano de esta chica no estuvo de acuerdo con esa relación y juró vengarse”, reveló la pariente del fallecido.

En la escena del hecho, agentes de Criminalística encontraron ocho indicios balísticos de calibre 9 milímetros. Vega Aguilar registraba un antecedente penal por tráfico de droga, tras ser detenido en julio de 2020. (AEB)