Asesinatos cada vez más monstruosos

Exclusivo
Opinión

Asesinatos cada vez más monstruosos

La Biblia nos habla del asesinato de Caín contra Abel. Este acto criminal se llama fratricidio, delito que consiste en dar muerte deliberadamente a un hermano.

Los ecuatorianos últimamente nos estamos deshumanizando. Se cometen asesinatos con saña, alevosía y ventajas, con una mentalidad desnaturalizada. Y lo más indignante es que, cada día que pasa, nos enteramos que los hechos criminales son más agresivos y monstruosos.

Nos estamos acostumbrando como si fuera normal el asesinato horroroso, como por ejemplo el homicidio con agravante, corrupción, injuria, calumnia, difamación, violación, tortura, y peor el femicidio, parricidio, filicidio y otros delitos más.

Parece increíble que estos nefastos actos malévolos para ciertas personas equivalen a disfrutar de la acción criminal, del dolor, porque la víctima es asesinada brutalmente.

Todo asesinato es cruel, aunque el término masacre es impreciso porque el degenerado criminal tiene su mente distorsionada que puede llegar al peor de los atentados en contra de la vida de los demás, y se convierte en un grave peligro para todos.

La sociedad ecuatoriana se encuentra impresionada por el asesinato cruel a una compañera de estudios a quien por motivos de celos la asesinó, despedazándola y envolviéndola en varias fundas.

Lo más sorprendente es que luego de haber sido capturada aceptó ser culpable del delito con la mayor tranquilidad, como si fueran hechos normales estos actos lamentables que se repiten día a día y cada vez son más crueles, inhumanos y degradantes.