Exclusivo
Opinión

El invitado del día: Hábitat III, ¿de que sirvió?

Parecería que son solo conclusiones en la misma línea que hace 20 años en la conferencia del Hábitat II.

Bueno...depende de la óptica desde que se la mire.

Parecería que son solo conclusiones en la misma línea que hace 20 años en la conferencia del Hábitat II. Pero la esperanza es lo último que debemos perder. Recordemos que estas conferencias no ayudan a resolver problemas inmediatamente, sino a construir senderos y cambios en la conducta para trabajar mundialmente ante problemas como lo fue por ejemplo, el VIH- sida que al principio era solo una plaga moral y hasta religiosa, hoy es un tema conjunto de salud combatida en el mundo, igualmente con el casi resuelto problema con la capa de ozono y otros a nivel global.

Por primera vez en Quito se habló del “derecho a la ciudad”, y reflejó las grandes diferencias entre un “primer mundo” que reclama “viviendas inteligentes”, y nosotros que pedimos casas masivas dignas y sensatas y de mejor calidad, cuyos planes NO se hagan solo desde un escritorio, sino también haciendo participar a las gentes que las habitarán, para no crear otros problemas sociales como la inseguridad, el hacinamiento, la segregación y la movilidad.

Ansiamos que Hábitat III, NO haya sido solo un dechado de “buenas intenciones”, sino como dice el ex alcalde capitalino Augusto Barrera se hable por décadas de la nueva agenda urbana hecha en Quito, y que realmente “El cambio habitacional haya nacido en el corazón del mundo”.