Cartas al director: “¿Son los burros al volante...?”

Exclusivo
Opinión

Cartas al director: “¿Son los burros al volante...?”

Debe entenderse que las leyes y reglamentos de tránsito son preventivas antes que represivas.

Los graves accidentes de tránsito que se producen diariamente en las carreteras y en las calles de nuestras ciudades aumentan en forma astronómica; y van dejando muertos y heridos por centenares.

Debe entenderse que las leyes y reglamentos de tránsito son preventivas antes que represivas. Como nuestros legisladores ni legislan ni fiscalizan, creen que con dictar leyes en las que imponen penas de prisión altas, quitan puntos a los conductores, gravan con multas no acordes con la realidad, consideran para su propio “cerecate”, que así se pueden solucionar y desterrar para siempre los lamentables accidentes de tránsito.

Pero lo que hay que hacer es instruir a los conductores de vehículos mediante la difusión oportuna y clara de las reglas de tránsito, para que las entiendan en su totalidad.

Los accidentes de tránsito, casi siempre son el resultado de las siguientes circunstancias, todas por culpa de los conductores: Exceso de velocidad, embriaguez, consumo de drogas, conducir el vehículo hablando por teléfono celular, malas condiciones de las llantas, así lo informa la prensa nacional. Por eso, los accidentes son originados por los propios conductores de vehículos.

Esta es la razón para que un crítico se haya expresado así: “La velocidad de los vehículos en las carreteras depende de los caballos en el motor, aunque creo que es cuestión de burros en el volante”. ¿Está usted de acuerdo con esta apreciación, estimado lector?...(BLC)