El desempleo en el Ecuador
Suscríbete

Exclusivo
Opinión

El desempleo en el Ecuador

En el 2015 el INEC implementó nuevas categorías de cálculo para estipular los niveles de empleo, subempleo y desempleo en el país. Se evidencia una marcada diferencia entre quienes se encuentran empleados de manera formal, realizan actividades bajo la figura de subempleo y quienes engrosan las filas de desocupación laboral. Según el INEC, la población en edad de trabajar asciende a más de 12 millones. Tomando en cuenta que la población total es de 16 millones, el 75% conforma el bono demográfico, es que hay una representatividad significativa de jóvenes-adultos en capacidad de producir y trabajar, lo cual resulta positivo.

El propio Instituto en su informe de septiembre anota que solo 7 millones está formalmente empleado, es decir perciben al menos el salario mínimo y laboran en jornada de 40 horas a la semana, mientras que el desempleo se ubicó en 4,1%; un dato interesante es que 28% de quienes están sin empleo tienen estudios superiores, cuentan con experiencia y se han especializado en una rama profesional, sin embargo, llevan meses buscando insertarse al ámbito laboral.

El Ministro de Trabajo reconoce que 9 de cada 10 empleos son del sector privado, que en conclusión es el que tradicionalmente impulsa la economía, más aún cuando por recortes presupuestarios, el gobierno, principal empleador en la última década, debe disminuir el gasto público. La receta está en impulsar al sector privado y al empresariado, revisar los términos de contratación laboral e implementar medidas que permitan en el mediano plazo crear nuevas fuentes de empleo. Eso es lo que el gobierno debe hacer de forma inmediata.