Discriminación del turismo a Guayaquil

Exclusivo
Opinión

Discriminación del turismo a Guayaquil

Sin embargo de que el puerto principal del Ecuador, a más de su importancia poblacional y económica, está ubicado geográficamente en un sitio privilegiado de nuestra patria, entre aguas fluviales y marítimas, mirando por el este a su caudaloso río tutelar, el Guayas, y por el oeste al estero Salado, a lo cual hay que sumar los grandes pasos dados en su modernización gracias a la regeneración urbana, según la última actualización de datos del Ministerio de Turismo, de entre los 136 atractivos turísticos solamente dos están considerados dentro de la ciudad más poblada y activa del país.

Nuevamente la mano del centralismo burocrático atenta contra los intereses y la presentación de Guayaquil que, indudablemente, puede ofrecer -y lo viene haciendo desde hace ya un buen tiempo- lugares atractivos a los turistas que lleguen de otras latitudes del Ecuador o del extranjero.

Su propia dinámica y la idiosincrasia amable y solidaria de sus habitantes permiten que se considere a la llamada Perla del Pacífico como una urbe digna de ser visitada.

Le corresponde, pues, al Municipio porteño exigir que se haga una revisión a la lista turística del ministerio del ramo y que se considere los tantos puntos muy importantes de Guayaquil.