Editorial: ¡Aerovía, plata botada al río!
Suscríbete

Exclusivo
Opinión

Editorial: ¡Aerovía, plata botada al río!

Apoco menos de dos años de haber sido inaugurada, la Aerovía, que se anunció con bombos y platillos como una solución al problema de movilización en Guayaquil, no ha tenido la acogida que el Municipio porteño esperaba. Pese a que se ha apuntado a darle un enfoque más turístico, no se ha logrado conseguir aumentar la demanda de los usuarios, necesario para que el sistema sea económicamente sustentable.

Ciento catorce millones de dólares pagaderos a 20 años por un servicio que muy pocos quieren usar, dinero que pudo invertirse en obras de primera necesidad que urgen en nuestra ciudad. Nos ‘clavaron’ un elefante blanco en pleno río.

¿Cree que la Aerovía es útil para Guayaquil?

“Es una plata muy mal invertida, así como muchos otros proyectos que hace el Municipio de Guayaquil. No sirve de mucho esa obra”.

“No aporta en nada. Yo vivo en el sur de la ciudad y hasta ahora nunca me he subido en esa vaina, ni siquiera para pasear, para hacer turismo”.