Editorial: Delincuencia en el concurrido malecón

Exclusivo
Opinión

Editorial: Delincuencia en el concurrido malecón

Todo un ejército delincuencial se adueñó de la parte más concurrida del malecón de Guayaquil.

Todo un ejército delincuencial se adueñó de la parte más concurrida del malecón de Guayaquil, en el día en que, con diferentes actos festivos, se celebraba nuestra fecha independentista para atacar, con agresiva intención de maltratar y robar a quienes, en forma masiva habían concurrido a tan importante sector de la urbe en donde se cumplían diferentes actos públicos.

La posterior intervención de la Policía permitió la captura de varios antisociales a quienes se deben aplicar las sanciones más severas y ejemplarizadoras que no solo castigue a los peligrosos infractores, sino que sirva de advertencia para quienes, en el futuro, pretendan los mismos desmanes.

Por supuesto que esta acción de bien organizadas y perturbadoras pandillas, tan amigas de lo ajeno, que cometen sus asaltos acompañados del uso de una excesiva y peligrosa violencia, sobre todo en actos públicos en que se celebran importantes fechas históricas, atentan contra el turismo local que tanto se necesita implementar, no solo para atraer a visitantes de otras regiones del país, sino especialmente del extranjero.

Por lo tanto, el merecido castigo a los delincuentes debe servir para dar una mayor seguridad a quienes se suman a las fiestas patrias.