Opinión

Editorial: La Contraloría y el CNE

Un grave enfrentamiento se ha producido entre la Contraloría General del Estado y el Consejo Nacional Electoral luego de que el primer organismo dispusiera la destitución de 3 vocales del CNE y la aplicación de una multa de más de 7 mil dólares a cada uno de ellos. El motivo de esta disposición es el haber suprimido a 4 agrupaciones en su condición de partidos políticos entre varias razones, una de ellas la de no haber alcanzado en los últimos comicios el porcentaje electoral que se requiere recibir en las urnas para mantener el derecho a dicha calificación.

Los directivos del CNE, a quienes la Contraloría además ha llamado la atención y los amenaza con otras sanciones posteriores, han rechazado esta decisión comunicando que el caso será llevado al seno del Tribunal Contencioso Electoral para que en un plazo de 30 días dicte su veredicto final.

Además, los vocales sancionados acusan a los funcionarios de la Contraloría de una ilegítima intromisión en el manejo que se viene haciendo de los preparativos para las elecciones presidenciales y legislativas del 2021, sobre las cuales se plantea también la necesidad de que se disponga un aplazamiento debido a la situación especial que atraviesa la ciudadanía que tiene que votar por la paralización de actividades producida por la cuarentena propia de la emergencia sanitaria producida por el coronavirus.