Exclusivo
Opinión

La ley del populacho

La violencia en el Ecuador parece que llegó a los máximos niveles. Ya no sorprende que la primera información de los noticieros o en redes sociales sea de muerte, de todas las maneras posibles: sicariato, femicidio, por venganza, porque sí, porque no y hasta por equivocación. Las razones parece que sobran y los escrúpulos para acabar con la vida de un ser humano también. Asesinos a sueldo que entran a hospitales para matar, a casas, a reuniones, centros comerciales, donde sea, para ellos no hay imposibles.

Y aparecen “las medidas” por parte de los organismos de control para luchar contra los antisociales. Prohíben circulación de motos con dos o más personas (pero sigue sucediendo), batidas, militares en la calle y hasta lanzan su artillería pesada en las zonas conflictivas: tanques de guerra que se supone van a intimidar a los delincuentes, pero más bien estos se burlan de cualquier autoridad.

El ecuatoriano ya está cansado. Empieza a tomar la ley por su mano, y a delincuente que agarran mal parado robando, le dan ‘la del zorro’. No hay mayor acción por parte de las instituciones encargadas que nos haga creer que esta pesadilla llena de sangre vaya a acabar. Y es que parece que peor que el coronavirus es esta epidemia de ladrones y matones que ha proliferado como hierba mala en todo el territorio ecuatoriano.