Exclusivo
Opinión

Tanta corrupción asombra y entristece

Dice el refrán popular que negar es padre y madre, y a eso se ha sometido en su larga declaración, Ricardo Rivera, tío del vicepresidente de la República. Mientras tanto el vicepresidente Glas fue incorporado al proceso penal por el procurador general del Estado, es decir, es el país a través de ese alto funcionario que está en el cargo desde los inicios de los gobiernos de Correa, quien ya no podrá decir que se le revuelve el estómago cuando piensa que va a ser condenado el inocente Glas; aunque los ‘inocentes’ abundan en el anterior Gobierno porque no se trata solo de las coimas de Odebrecht, además de la refinería de Esmeraldas, donde se produjo un verdadero asalto, porque la empresa que construyó la refinería presentó una propuesta para su repotenciación por 200 millones de dólares, pero los ‘inocentes’ funcionarios de entonces llegaron a contratarla en 2.000, o sea 10 veces más...

Tanta corrupción por todos lados asombra y entristece. Bien decían algunos dirigentes políticos que el régimen de Correa fue el más corrupto de la historia del país, porque todo cuanto se investiga termina demostrando la tremenda corrupción en una década infame, que debe ser considerada como una de las peores en la historia del Ecuador.