Exclusivo
Actualidad

El COVID-19 no le daña la fiesta a los guayacos

Con el pregón arrancó la agenda por el Bicentenario de la Independencia de Guayaquil, que sufrió modificaciones para evitar los contagios.

Bicentenario
Juan y Juanita Pueblo se deleitaron con las melodías guayacas.Christian Vinueza / EXTRA

L a pandemia del COVID-19 trastocó la agenda planificada hace más de un año por el Bicentenario de la Independencia de Guayaquil. Sin embargo, el entusiasmo y la alegría que caracterizan a los guayacos se hizo sentir la mañana de ayer con el programa octubrino, que inició al pie de la Columna de los Próceres, plaza Centenario.

El espacio apenas fue ocupado el 30 % de su capacidad, como parte del protocolo de bioseguridad, pero aquello no impidió que reine la algarabía durante el pregón.

La emoción de los asistentes se elevó en el instante en que Juan y Juanita Pueblo encabezaron el cuerpo de baile que seguían el ritmo de las melodías alusivas a Guayaquil, interpretadas por las sopranos Astrid Parra y Beatriz Gil.

El pregón lo presidió la alcaldesa Cynthia Viteri, a quien le fue imposible referirse a los meses críticos que vivió la ciudad por el coronavirus. Esa experiencia la relacionó con la gesta del 9 de Octubre de 1820, en el sentido que la ciudad ha logrado sobreponerse a las adversidades.

“Guayaquil fue tomada, nunca fue conquistada”, expresó.

Cientos de personas no lograron ingresar a la plaza Centenario. Es el caso de Julio Méndez, quien salió temprano desde Mapasingue para asistir al acto.

RELACIONADAS

El adulto mayor estaba consciente que por los protocolos de bioseguridad era complicado el acceso, por eso tenía previsto acudir en la tarde a la Plaza de la Administración, para observar los 6 carros alegóricos que representan las obras del Bicentenario. 

TE RECOMENDAMOS