Exclusivo
Actualidad

Persecución policial acaba con una excusa 'profunda': "Quería hacer caca"

Cuando la policía logró detener a la mujer, esta aseguró que su urgencia por ir al baño la obligó a ir rápido. No obstante, querí ocultar un secreto

Emily Sindt Owings - caca - viral
Imagen del video policial en el que aparece la mujer que dio una excusa inusual.CORTESÍA

Los policías la persiguieron porque iba en su carro a casi 120 km/h, una velocidad que sobrepasaba los límites permitidos en la ciudad de Enid, Oklahoma (Estados Unidos). Y en cualquier otra ciudad del mundo, por cierto.

Sincera u oportunista, lo concreto es que Emily Sindt Owings, de 28 años dio una explicación inusual cuando los policías consiguieron que se detenga.

La mujer justificó su exceso de velocidad asegurando que necesitaba volver a su casa e ir al baño. "Tengo muchas ganas de hacer caca", fueron sus palabras.

18

Una firmita y las samaritanas del amor volverán a 'La 18'

Leer más

Mira el video con el reporte de la televisión estadounidense sobre el caso:

No obstante, solo se habría tratado de una excusa con la que Emily Sindt buscaba esquivar otras faltas graves.

Los policías se acercaron a Emily y constataron, además  de que no llevaba puesto su cinturón de seguridad, que no tenía documento de identidad. En su lugar solo presentó un permiso para retirar marihuana medicinal.

Los policías verificaron en su sistema de control que la licencia de conducir de Emily Sindt Owings había sido cancelada. Más allá de eso, la joven insistía en su "urgencia".

"¿Por qué no me dejas ir?" preguntó Emily. "Porque su licencia está suspendida", respondió uno de los policías que la intervino.

"No lo sabía. Si lo supiera, no conduciría más", respondió la muchacha.

Emily luego se disculpó y dijo: "Por favor, ¿puedo ir a casa y hacer caca?".

fel

Felipao está cero estrés para darle un "Sí" a Gustavo Alfaro

Leer más

Sin embargo, no pudo. La conductora finalmente fue arrestada y, sin embargo, fue insistente con el tema.

Es que cuando la llevaron al vehículo, preguntó: "¿Puedo hacer caca en tu carro?".

Otros detalles no menores que fueron hallados en el carro de Emily: metanfetamina y objetos para suministrar drogas.

"Todo el mundo hace caca, lo sabemos, pero esa no es razón para cometer un delito grave y poner en peligro la vida de los oficiales, otros automovilistas y peatones en el área", publicó el Departamento de Policía de la ciudad de Enid, en su cuenta oficial de Facebook. "Además, asegúrese de abrocharse el cinturón. Los cinturones de seguridad salvan vidas", recordó también.

TE RECOMENDAMOS