¿Te cuesta decir NO en el trabajo? Aquí algunas estrategias para hacerlo con 'finura'

Exclusivo
Buena Vida

¿Te cuesta decir NO en el trabajo? Aquí algunas estrategias para hacerlo con 'finura'

Probablemente sea de una de las cosas más complicadas de hacer en el trabajo, pero no tiene nada malo negarse a realizar alguna actividad cuando se explican las razones. EXTRA y expertos te ayudarán a decir "no" con elegancia.

Decir
Decir "no" no significa que eres malcriado, sino que valoras tu tiempo y prioridades en el trabajo.Cortesía

"Sí. Seguro. De 'one'...". ¿Cuántas veces hemos escuchado esas palabras salir de nuestra boca y luego nos arrepentimos? Aprender a decir NO es una de las habilidades más importantes para el lugar de trabajo (y para la vida) que podemos desarrollar. Sin embargo, decir esa simple palabra de dos letras requiere algo más que mover 'el pico'.

Los seres humanos, como criaturas sociales, prosperamos con la reciprocidad y odiamos que nos vean como conflictivos. En muchos casos, decir "no" se trata de priorizar lo que es realmente importante, y te ayuda a ser más productivo y feliz. "Decir no requiere compromiso con tu enfoque y prioridades. Coraje y confianza para enfrentarse a las personas en el poder (o que te den dinero). Y humildad, delicadeza y gratitud para asegurarse de rechazar a la gente sin parecer un orgulloso", puntualiza Heriberto Cardoso Milanes, máster en comunicación organizacional.

El también catedrático cubano menciona a EXTRA que decimos que sí porque "no queremos parecer malos, perezosos o inútiles". Entonces, ¿cómo aprendemos a decir no a solicitudes poco razonables, reuniones sin sentido, trabajo ajetreado y malos clientes?

Los practicantes deben marcar buenos precedentes para poder, en un futuro, trabajar en la empresa donde realizaron sus pasantías.

Claves para ser el pasante favorito y el que todos quieren contratar

Leer más

Cómo decirle no a tu jefe

Cardoso indica que es intimidante rechazar al 'big boss'. Especialmente cuando son del tipo "todo es importante". Sin embargo, el objetivo de cualquier buen gerente o líder -dice- es ayudarte a hacer tu mejor trabajo. "(...) y agobiarte con tareas adicionales cuando ya estás abrumado no ayuda".

Esto puede parecer una locura, pero la forma más fácil de decirle que no a su jefe es simplemente explicarle tus prioridades y las consecuencias de asumir un trabajo adicional.

De igual manera, Leslye Buendía, psicóloga organizacional, manifiesta que si tu jefe te está pidiendo hacer algo para lo que sientes que no tienes el tiempo o los recursos, lo que debes hacer es enmarcar tu "no" como una solicitud para volver a examinar tus prioridades. "Esto pasa frecuentemente en las oficinas. Para esto debes explicar cortésmente en qué estás trabajando actualmente y preguntar qué deberías tener prioridad", señala la entendida.

Dile no a tu compañero de trabajo...

Buendía sospecha que existe un sentimiento de culpa que proviene naturalmente de rechazar a un compañero de trabajo que está pidiendo ayuda. Sin embargo, agregar la responsabilidad de trabajar con otra persona puede obstaculizar la realización de un trabajo significativo.

Para zafarse con elegancia, la profesional recomienda compartir tu carga de trabajo para deshacerte de la culpa de asumir más. También precisa en mantenerte firme en tu decisión. "Si su compañero de equipo vuelve más tarde y vuelve a preguntar, es fácil volver a tu 'no' inicial. Pero debes recordarle por qué lo rechazaste en primer lugar", añade.

Sugerir alternativas

Cardoso afirma que sugerir alternativas entre ambos -empleado y jefe-  puede ser beneficioso y armonioso para la organización y tareas diarias cuando se distribuye más 'camello'. Si bien es factible, habría que ver si tienes más trabajo en proceso y tiempo para dedicarlo a la función requerida.

"La principal conclusión aquí es que no debes tener miedo de sugerir mejores alternativas cuando estén disponibles. Pero si con eso no se llega a un acuerdo, la mejor opción es decir no explicando los motivos", refiere.

primer trabajo

Tips para negociar tu salario si eres 'virgen' en el camello

Leer más

Según Cardoso, decir que "no" no es ser egoísta: "Es ser inteligente con el tiempo limitado que tiene cada día"

"Cuando dices que no, demuestra que comprendes tus prioridades y lo que es importante para ti. Y aunque no siempre es fácil, te ayuda a crear un programa diario lleno de significado y propósito", finaliza.

EXTRAtips

DECIR NO TE PERMITE...

  • Definir límites: Si la gente crees que aceptarás algo, algunos intentarán aprovecharlo para su beneficio.
  • Aprovechar mejor tu tiempo. Rechazar solicitudes te permite utilizar tu tiempo de la manera que mejor te parezca, de modo que puedas concentrarte en lo que es realmente importante para tus objetivos.
  • Darte un impulso de confianza: El solo hecho de poder decir "no" puede hacer que te sientas en control de tu propia vida y aumentar tu confianza.