Gaby Balda: "Es la primera vez que pinto a mi Guayaquil en una vista panorámica"
Suscríbete

Exclusivo
Buena Vida

Gaby Balda: "Es la primera vez que pinto a mi Guayaquil en una vista panorámica"

La artista guayaquileña Gaby Balda inmortalizó una parte del centro de la urbe en un lienzo como un homenaje a la ciudad que la vio nacer; y a la que le brindó la oportunidad de pintar. 

Gaby Balda muestra en Instagram su pintura que homenajea a Guayaquil.
Gaby Balda muestra en Instagram su pintura que homenajea a Guayaquil.cortesía

"Guayaquil de mis amores", es el pasillo que cantó Julio Jaramillo y el que resuena en la cuidad cuando se van acercando sus fiestas julianas. Pero la Perla del Pacífico no es solo música, también se puede apreciar desde el arte. Arte que expresa Gaby Balda Quirola, diseñadora gráfica, porque a punta de pincel perpetuó a la urbe porteña en un lienzo; que deja entrever la espectacular perspectiva de una parte de ella: el centro.

Gaby menciona que es la primera vez que pinta a la ciudad y el resultado fue mejor de lo que esperaba. Para pintar esta locación de Guayaquil, tuvo de referencia una fotografía con lo que le dio rienda suelta a su imaginación.

"Me demoré aproximadamente tres semanas en acabar la obra. Lo hice en mi casa. Pinto en ciertas horas del día, después realizaba otras actividades y luego volvía a pintar. Lo que más me inspiró fue la espectacular perspectiva del paisaje", comenta Gaby, quien es diseñadora gráfica de profesión, pero encontró en la pintura su modo de vida.

Además, dice a EXTRA que escogió pintar este lado de la urbe porque "el centro es el corazón de Guayaquil; el Malecón 2000, incluso, es un ícono que une todo el lado histórico con la arquitectura moderna del Puerto Santa Ana y la hermosa vista del Río Guayas".

No obstante, Gaby, quien no se considera una guayaca ni 'cohete' ni 'sabida', pero sí de corazón, confiesa que el centro le mueve el 'guacho'. ¿El motivo? Estudió su primer año de Diseño Gráfico en la Espol, esa que queda justo frente a la parada de la Metrovía de Las Peñas y casi todos los días al salir de clases caminaba por el Malecón hasta coger el bus para dirigirse a casa. "En ese primer año recibí mis clases de dibujo y pintura, y fueron mis inicios para dedicarme al arte", dice la artista de 26 años.

"Todos los puntos de Guayaquil tienen su particularidad. Lo que me gusta ver en todos los barrios es la gente emprendedora, que tiene su propio negocio o trabaja de lo que sea para sacar adelante a su familia".Gabriela Balda / artista gráfica

LA PINTURA

Para su obra, Gaby utilizó la técnica del acrílico sobre lienzo porque le da a sus cuadros cierto toque de realismo, que se ve reflejado en su homenaje a Guayaquil y un poco de estilo abstracto. Ella no es de las artista que escucha música para concentrarsePor lo general, cuando pinta, su invitado especial es el mudo. 

"Me gusta concentrarme y estar en silencio. En otras ocasiones sí escucho podcast", agrega, y dice que no es de las que anda embarrada de pintura hasta el pelo, solo las manos como para decir que pinta.

Según Balda, la parte más complicada para hacer una obra de arte es iniciar; pero una vez que le 'mete primera', "agarro la onda y continúo los siguientes días hasta terminarla". "Generalmente siento mucha confianza antes de pintar, me imagino el resultado final y me animo a realizarlo", añade.

'Camella' en lo que le apasiona

"Pinto porque descubrí que esa es mi pasión y no hay nada mejor que trabajar en lo que uno ama", enfatiza Gaby, quien lleva ocho años 'metida' en el arte, y tres en lo urbano. Además, su familia es el motor principal de su carrera, ya que la han apoyado en todo momento. Y es por eso que la joven guayaca ha tomado un impulso en vender sus obras por todo el mundo y también ha iniciado talleres para personas que deseen involucrase en este mundo de aptitudes blandas. 

"Me proyecto llevar mis obras a muchos países y también dar talleres presenciales internacionales. Desde hace algunos meses he enviado obras a algunos países como: México, Chile, Perú, España, Guatemala, Costa Rica, Puerto Rico, Kuwait, entre otros", detalla.

"Las dos (pinta r y enseñar) me llenan mucho: al enseñar se requieren más habilidades blandas como la paciencia, y también tener empatía con los niños. Me gusta mucho compartir con ellos mis conocimientos y sembrar una semillita de arte", acota.

Y es que por la pandemia, a la artista le ha tocado reinventarse y se ha tomado las redes sociales para mostrar su trabajo. Su redes más potentes son Instagram, TikTok y LindedIn donde postea fotos y videos de sus obras de arte, que tienen 'full' acogida por la gente. Una pintura puede costar entre 200 y 300 dólares, dependiendo la dificultad.

Así las cosas, Gaby, quien ha homenajeado a la urbe con su pintura,-por estar 'de la ceja al ojo' a las fiestas julianas- dice a este diario que es "una guayaquileña que se saca la 'madre camellando'. 

"Si no me hubiese dedicado a la pintura, seguramente ejercería como Diseñadora Gráfica. Sin embargo, ¡qué bacán que me dediqué a la pintura!", finaliza la artista, no sin antes decirle a la EXTRA que "¡Hoy 'pega' un encebollado!"