Exclusivo
Buena Vida

¡Es hora de adoptar una vida saludable!

Los buenos hábitos te garantizan una mejor calidad de vida. Empieza por pequeños cambios

VIDA SANA
¡Cuidado! La vida sedentaria trae graves problemas a tu salud.Archivo

Aunque suene a  cliché, una dieta rica en nutrientes acompañada de actividad física es la clave para un buen estado de salud prolongable en el tiempo.

Al respecto, el médico Cristhian Vergara asegura que los buenos hábitos benefician en muchos aspectos. “Te mejora el estado de ánimo;  previene enfermedades cardiovasculares; evita factores de riesgo para ciertos tipos de cáncer y otros males crónicos; ayuda al sistema inmunológico, reduce la ansiedad, eleva el autoestima y más... La lista es extensa y lo importante es empezar con mínimos cambios”, explica el galeno.

Las costumbres saludables no tienen edad. Es más, si eres mamá o papá debes exponer a tu hijo a ciertas rutinas, por ejemplo, hacer ejercicio de forma regular, beber agua y llevar una dieta equilibrada aumenta las probabilidades de que el pequeño replique dichas acciones más adelante en su vida.

Por su parte, la pediatra Carol Valdivieso sugiere que “al niño se lo debe vincular a los buenos hábitos a partir de los 4 años. Esta es una buena edad para iniciar con esta enseñanza, porque son más maduros y capaces de retener la información”.

Recuerda: Llevar una vida sana es una educación que se adquiere en casa. ¡El cambio está en tus manos!

Lo que deberías hacer...

- Compra alimentos sanos. Los vegetales y las frutas no deberían faltarte en la lista de compras. 

- Evita los alimentos procesados.

- No pases hambre. Esto te hará querer devorar todo lo que encuentres en tu camino.

- No te olvides de hidratarte. Aunque existen distintos tipos de bebidas en el mercado, el agua debe ser la principal fuente de hidratación.

- 30 minutos de ejercicios al día. No hace falta ir al gimnasio para estar en forma. En Internet puedes encontrar opciones de rutinas y están adaptadas a distintos niveles.

- Duerme lo necesario. Los niños de 5 a 12 años deben dormir entre 10 y 12 horas por la noche; los adultos y adolescentes, en torno a las 7 u 8 horas.

Mitos y verdades

- Para aumentar la masa corporal debo tomar gran cantidad de proteínas’. Mito. Sí son las encargadas de formar los músculos, pero una ingesta de más de 2 gramos por kilo de peso al día no solo es innecesaria, sino que puede producir alteraciones en tu organismo, afectará el hígado (aunque se tomen protectores hepáticos) y otros órganos.

- Los carbohidratos engordan. Mito. Lo que nos hace engordar es el exceso de calorías totales. Entre estas se encuentran los hidratos de carbono, las proteínas, las grasas y las bebidas alcohólicas.

- El abdomen se baja con ejercicios. Mito. Para bajar el exceso de grasa, lo primero que debes hacer es llevar una dieta balanceada, recomendada por tu nutricionista. El profesional armará un plan de alimentación en base a tus necesidades.

- Es necesario estirar antes de la actividad física. Verdadero. Al estirar y tensar los músculos los estamos preparando para el esfuerzo físico al que se someterán después.

Consecuencias de llevar una vida sedentaria

- Hace que aumente la obesidad, el sobrepeso, el colesterol o la diabetes.

- La falta de movimiento puede alterar algunos de los neurotransmisores que se producen en el sistema nervioso, por lo tanto, aumentaría la ansiedad, la depresión o el estrés.

Para los niños:

- Enséñale a distinguir los alimentos saludables.

- Explícale los beneficios de la actividad física.

- Involúcralo en las compras del supermercado.

- Practica algún deporte con él.

¡No te olvides de enseñar con el ejemplo!

persona con discapacidad

Conoce un arte que busca... 'contagiar'

Leer más