¡Cuidado! El frío y el semen también producen alergia

Exclusivo
Buena Vida

¡Cuidado! El frío y el semen también producen alergia

Si sospechabas que correr podía causarte alergia, estabas en lo correcto. Estudios han comprobado diferentes tipos de reacciones inmunológicas, a continuación te contamos algunas de ellas.

Piensas que darás un paseo turístico por una ciudad donde impera el frío, sin embargo, de repente, sientes cómo se te dificulta respirar y te hace falta el aliento, mientras tu piel se tiñe de color rojo. Estás siendo víctima de un ataque alérgico. ¿Tu verdugo? La baja temperatura del ambiente.

Alergia al frío

Esta patología es poco conocida, por lo que su diagnóstico es complicado de determinar. De acuerdo a estudios de la unidad de Alergia del Hospital Universitario Río Hortega, esta reacción inmunológica es compleja porque se compone de una parte genética y otra ambiental.

Para detectar esta afección, el personal médico especializado realiza un test con un cubito de hielo. El agua congelada se pasa por la piel de paciente, de esta manera se confirma si hay una reacción como la aparición de ronchas. También hay pruebas sofisticadas en las que utiliza un metal con distintas temperaturas para saber el umbral exacto del ataque alérgico.

Por fortuna, el tratamiento para esta alergia es sencilla, consiste en tomar antihistamínicos prescritos por un médico. Además, se recomienda que al llegar a un lugar frío, la persona se abrigue lo suficiente y que evite frotar su piel.

Alergia al esperma

Esta alergia suele ser confundida con otras afecciones y, en muchos casos, pueden pasar años hasta que la mujer se dé cuenta. La reacción se manifiesta con síntomas de escozor, quemazón o inflamación en la zona vaginal. En casos muy extraños las pacientes sufren de anafilaxia (reacción alérgica y potencialmente mortal).

Si de ser más específicos se trata, es preciso señalar que es una proteína del semen la que genera esta alergia al contacto con la mucosa vaginal.

Los síntomas se presentan después del coito y la única manera de prevenirlo es con el uso del preservativos.

▶Lee: ¿Alergia al condón? Estos son los síntomas

Alergia al tragar

Imagina por un segundo que no puedas comer tu plato favorito porque corres el riesgo de morir con tan solo tragar. Eso es lo que padecen diariamente las personas que tienen esta alergia. La reacción se debe a una inflamación de la mucosa esofágica en la que participan las células típicamente asociadas a la alergia, llamadas eosinófilos.

Hasta hace 12 años se desconocía de la enfermedad y se la confundía con el reflujo esofágico y no contó con una guía propia de diagnostico. Aunque no se sabe con exactitud qué la desencadena, los especialistas de este tema sospechan de ciertos alimentos, como la leche, aquellos que contienen gluten, los huevos, las legumbres, el pescado y los frutos secos.

Alergia al agua

Adiós a los baños “relajantes” y a ese divertido fin de semana en la playa. Solo 30 personas al rededor del mundo sufren esta enfermedad. Ellas describen la sensación del escozor del leve contacto de su piel con el agua como si un ramo de ortiga las lacerara.

También conocida como urticaria acuagénica, esta afección equivale a sufrir la comezón causada por un mata maleza y, al mismo tiempo, padecer los síntomas de la alergia al polen (picor en la nariz y en los ojos y estornudos, entre otros) cada día.

Por desgracia, la comunidad médica aún no descubre qué componente del agua provoca estas reacciones, por lo que tampoco existe una cura para este tipo de alergia.

Alergia al sol

En el vocablo popular se lo conoce como “alergia al sol”; sin embargo, el término correcto es “fotodermatosis”.

Esta reacción es un conjunto de enfermedades cutáneas que tienen como síntoma principal la fotosensibilidad patológica. Las personas que lo padecen tienen una reacción anormal a la radiación ultravioleta. Las más habituales son las fotodermatosis idiopáticas adquiridas, de irrupción espontánea o causa desconocida, como la erupción polimorfa solar.

Para un diagnóstico preciso el médico necesitará conocer los antecedentes familiares, los tratamientos habituales o recientes que sigue o ha seguido el paciente, cómo se inició la enfermedad, cuál es su evolución y la historia previa de fotoexposición, además de cuál es la respuesta cutánea a los protectores solares.

Alergia a correr

Sí, la excusa que das cada mañana para no ejercitar es cierta. Las historias clínicas certifican que existen casos de pacientes que, debido a una mutación genética, sufren de urticaria cuando corren, debido a la vibración que provoca el choque de los pies con el suelo.

Las personas que tienen esta afección experimentan enrojecimiento por todo el cuerpo, dolor de cabeza, fatiga, visión borrosa y, en varios casos, sienten un sabor metálico en la boca. Los síntomas generalmente desaparecen al cabo de una hora, pero los afectados pueden experimentar varios episodios por día.

Esta condición es conocida como “alergia vibratoria”, y puede activarse cuando se aplaude, al secarse con una toalla o durante un viaje en auto por una calle con baches. La reacción alérgica aparece por la liberación de sustancias químicas inflamatorias del sistema inmunológico por el estrés.

El mundo de las alergias es de inventario abierto. Es decir, no se descarta que en algún momento aparezca uno nuevo conforme las investigaciones continúen.