Exclusivo
Psicología

El 'sincericidio': Cuando tus verdades atropellan a los que te escuchan

No es malo decir la verdad, todo está en la forma cómo comunicas una dura realidad o forma de pensar. La empatía y el respeto son fundamentales.

mujer hablando
Es problema no es lo que dices sino cómo lo comunicas, por eso siempre considera la condición emocional de quien te escucha.Pixabay

“Te van a despedir porque no diste la talla para el puesto”, “no eres hijo biológico de tus padres”, este tipo de revelaciones podrían considerarse un ‘sincericidio’, el cual es aplicado por personas que ‘lanzan’ una verdad sin tacto, sin tener en cuenta el estado emocional y mental del otro, que lo dicen en el lugar y momento inapropiado, con palabras no adecuadas, expresando frialdad en su tono de voz y lenguaje corporal, explica la doctora Hypatia Mendoza, psicóloga clínica y terapeuta familiar.

No se trata de maquillar la verdad, reducirla o inventar las famosas mentiras piadosas, “es informar con empatía y consideración, eso es todo, comunicarle a la otra persona como quisieras que te lo cuenten a ti. Y si vas a cuestionar a alguien, hazle la observación o señalamiento como te gustaría que te traten a ti”, indica Mendoza.

La intención es importante, por eso antes de confesar algo analice si lo que va a mencionar sirve para destruir o construir, devela información solo si es para edificar.

RELACIONADAS

¿Quiénes lo cometerían? Cualquier persona, pues es más una conducta o estilo de comunicación que a lo mejor lo aprendió en su casa y creyó que era normal, hasta que alguien se lo hizo notar, por eso no estigmatice a quien cae en el ‘sincericidio’, no necesariamente tiene un trastorno mental o de personalidad, explica la experta.

Resultados

¿Qué producirá esta extrema sinceridad? Problemas, tanto para el que lo dice como el que lo escucha. En el primero causaría ‘suicidio’ social, pues quedará como maleducado, impertinente, y a lo mejor la próxima vez nadie querrá conversar con él, ni lo invitarán a eventos. Y la reacción de quien lo recibe puede ser una respuesta emocional depresiva, agresiva, impulsiva, dependerá de lo que se comunica sin prudencia, sería un ‘homicidio’ interno.

EXTRATIPS

  1. Si se topa con un ‘sincericida’, hágale una pregunta que lo haga meditar, como ¿sabías que la forma en que te comunicas me hace sentir mal, te has dado cuenta? Si reflexiona conversen al respecto, si se mantiene en negación ponga distancia, pues no es digno de confianza.
  2. Si el ‘sincericida’ reconoce que abruptamente dice la verdad, aconséjele que acuda a un psicólogo, para que lo ayude a organizar sus pensamientos y no los ‘vomite’.

Algunas áreas

Puede presentarse en varios escenarios: laborales, familiares, etcétera, por ejemplo en lo que es pareja se utiliza mucho este tipo de agresión, le digo cosas sin sutileza, es más puedo usar la crueldad: le digo una verdad que no sabía solamente para lastimarlo, como revancha, ni siquiera le digo una verdad que necesite.

TE RECOMENDAMOS