Exclusivo
Deportes

Agridulce triunfo de Barcelona lo deja fuera de la Libertadores

Pese a triunfar 0-1 en el estadio Arena Do Gremio, los toreros quedaron eliminados de la Copa Libertadores.

Gremio - Barcelona
El sueño copero de Barcelona y su hinchada llegó a su fin; con un sabor agridulce, porque se triunfó una vez más en suelo brasileño.REUTRES - EFE

Barcelona SC culminó su aventura en la Copa Libertadores luego de quedar eliminado en semifinales, pese al triunfo 0-1 en condición de visitante sobre Gremio este miércoles 1 de noviembre, en Brasil.

Los toreros debían remontar el marcador adverso (0-3) que le propinó Gremio el pasado miércoles en el estadio Monumental. Sin embargo esta hazaña no se pudo concretar y los dirigidos por Guillermo Almada se despidieron de la Libertadores.

El conjunto ecuatoriano llegaba con falta de ritmo futbolístico debido a su impasse logístico en Bolivia, que lo tuvo ‘estacionado’ 3 días en dicho país por problemas de permisos aéreos de la empresa que los transportaba.

Ya en el partido, Barcelona dio el primer anuncio de ataque al minuto de juego cuando Esterilla acechó el área custodiada por Grohe luego de un pase largo sin mayor peligro, que fue detenido por el portero gaúcho.

Los amarillos eran los que mostraban la iniciativa de ir a buscar abrir el marcador, mientras los cariocas esperaban en su terreno y frenaban con precisión las arremetidas del equipo canario.

Arribando a los 10 minutos de juego, el Tricolor aprovechaba la fuerte marca que aplicaban los toreros y se traducían a tiros libres en terreno ecuatoriano. Luan y Jailson eran los que inquietaban a la línea de volantes del Ídolo. El juego desiquilibrante de estos jugadores empezaba a notarse.

El centrocampista Arthur tuvo un primer aviso de consideración para Banguera. El brasileño remató en el minuto 15’ hacia el arco del portero ecuatoriano, pero el balón no tuvo suficiente potencia y se perdió por la raya de fondo.

Pasando el primer cuarto del encuentro, el equipo de Almada parecía no encontrar la brújula en el terreno de juego. Los ataques toreros eran escazos y Gremio hacía gran parte de su juego en cancha de los canarios.

Una nueva incursión de los guayaquileños se dio al minuto 22’, cuando Marcos Caicedo soltó un centro-remate hacia la portería de Grohe, sin embargo el arquero local controló sin mayor problema el tiro.

EL propio Caicedo se tendría otra oportunidad al minuto 31’ luego de un desborde por la banda izquierda y lanzar un centro detenido por Grohe una vez más.

La recompensa canaria llegaría en el minuto 33’, donde tras un mal desepeje de los centrales de Gremio, Álvez, en medio de varias piernas puso el 0-1 para Barcelona.

El gol levantó sin dudas el ánimo del equipo ecuatoriano, pero los locales salieron al paso y contrarrestaron el embate que los canarios pretendía aplicar.

En último minuto de juego Barcelona tuvo otra acción de peligro mediante un tiro libre hacia la portería carioca donde el balón se paseó por el punto penal y terminó perdiéndose por el lateral.

El segundo tiempo inicio con la balanza inclinada para los brasileños. Eran ellos quienes marcaban el ritmo los primeros minutos de la etapa de complemento, mientras los toreros no terminaban de asentarse en el campo de juego.

Los dirigidos por Almada recurrían a despejar las arremetidas del Tricolor de cualquier manera; aunque sin mayor elegancia, pero si efectividad.

Esterilla sería quien encienda las alertas en conjunto local, luego de un remate esquinado de su autoría, que se estrelló en el poste derecho de Grohe al minuto 55’.

Con la finalidad de refrescar la línea de volantes, el DT canario dispuso el ingreso de José Ayoví a los 66’ en reemplazo de Esterilla, que tuvo un partido de discreto rendimiento.

A estas alturas del juego eran los visitantes quienes proponían, mientras los locales resistían y esperaban el momento oportuno para el contraataque.

El conjunto amarillo también empezaba a dar muestras de cansancio y la presión que ejerció los primeros minutos, ahora era intermitente.

Erick Castillo ya había ingresado a la cancha (min 73) en lugar de Marcos Caicedo y era uno de los que intentaba inquietar a los brasileños con su juego rápido por las bandas.

Almada utilizó su último cambio con la inclusión de Nahuelpán a los 79’ y retiró a Damián Díaz que cumplió con una modesta actuación.

Pese a las variantes aplicadas, la escuadra torera se empezó a quedar sin minutos y sus acciones ofensivas obedecían más a orgullo propio que táctica futbolística.

Así el sueño copero de Barcelona y su hinchada llegaba a su fin; con un sabor agridulce porque se triunfó una vez más en suelo brasileño, pero no alcanzó para clasificar a la tan ansiada final.