Exclusivo
Deportes

¡Se olvidaron de Dannes Coronel!

Su familia solventó todos los gastos de su sepelio. Pocos jugadores le dieron la mano. No tuvo un seguro en los últimos años de vida

danes
Mónica Pantaleón y su esposo Dannes Coronel, fallecido el 7 de julio de 2020.Cortesía

En diciembre de 2019, Dannes Coronel envió una carta al IESS pidiendo explicaciones porque en su historia laboral no constaban los aportes de su paso como futbolista profesional de varios clubes. Solo aparecían los de El Nacional. En ese tiempo, el jugador necesitaba del servicio médico y se volvió a afiliar de manera particular.

Pasaron los meses, Dannes falleció y las consecuencias ahora las padece su esposa Mónica Pantaleón. Ella contó a EXTRA que su situación económica es crítica con la muerte de su esposo, pero lo que más le duele es que sus aportes no están registrados en el IESS, lo que influyó en los últimos años de su vida.

CIELO-FC

Muñoz, Izquierdo, Otilino, Chucho, Morales y Coronel: ¡Un equipazo celestial!

Leer más

¿Y LOS APORTES?

“Solo cuando estuvo en El Nacional tiene los aportes al IESS, nada más”, expresa Mónica.

Los gastos del funeral fueron costeados por la familia del futbolista. Un grupo de excompañeros le dio la mano a la viuda, pero ella reclama que no recibió el respaldo de los clubes donde el jugador brindó sus servicios, ni tampoco de la Federación Ecuatoriana de Fútbol. Además la Asociación de Futbolistas del Ecuador dijo que la apoyaría... pero nada.

danes
Ahora tiene un rincón con sus fotos en su casa en Naranjal.Cortesía

Mónica, por ahora, espera que los clubes en los que militó su pareja se conduelan de su situación.

Mientras tanto, en el barrio Encalada Mora, de Naranjal, amigos de Coronel crearon el rincón de Dannes, el cual tiene varias pinturas de su época como jugador.

Zambrano: “Antes no era obligación afiliarse”

Sobre la situación patronal de Dannes Coronel, el abogado Santiago Zambrano, experto en Derecho Deportivo Internacional, aseguró que “hay un detalle muy claro: antes no era obligatorio que se afilie a un jugador al IESS. No había reglas. Todo cambia cuando se comienza a hablar de la Ley del Futbolista Profesional. Cuando se la promulgó se comenzaron a dar las afiliaciones”.

También dijo que muchos clubes afiliaban a los futbolistas con un sueldo que no pasaba de 400 dólares. Además, lo de las primas y bonos no entraban en los aportes al Seguro Social.

“Es una pena decirlo, pero era muy común que los jugadores no estaban afiliados al IESS. En la actualidad, las cosas han cambiado en algo, sería bueno que el gremio de futbolistas cuente con un seguro de retiro y se consiga una tasa de inversión para que cuando se retiren del fútbol tengan un apoyo económico”, manifestó Zambrano.

TE RECOMENDAMOS