Alfredo Ayora, el mimado de los migrantes en la Yoni
Suscríbete

Exclusivo
Farándula

Alfredo Ayora, el mimado de los migrantes en la Yoni

El locutor cuencano fue galardonado por la comunidad ecuatoriana en Estados Unidos. Les ofrece música nacional y busca llevarles caldo de mocho.

Ayora
Siempre complace las solicitudes de los compatriotas en el exterior que lo escuchan desde las factorías.Cortesía

El locutor de radio y músico Alfredo Ayora recibirá un reconocimiento en Estados Unidos. Esto, debido a que la comunidad ecuatoriana en Nueva Jersey le tiene cariño por el contenido que el comunicador, de 30 años, comparte con los radioescuchas.

La canción ‘Collar de lágrimas’ es la favorita de los compatriotas en el espacio digital, que Ayora dirige. Él trata de complacer sus pedidos y llevarles un poco de su tierra a través del micrófono.

Toda su familia está ligada a ese espacio radial, llamado ‘Impacto 2 Cuenca’, que lleva 10 años al aire.

“Siempre hemos estado cerca de los migrantes. Nos escuchan en las factorías mientras trabajan y siente que su país ya no les queda tan lejos”, indica Ayora, quien viaja periódicamente a la Yoni para visitar a la audiencia que no se cansa de pedirle melodías como ‘Por mi Ecuador saco la cara’, de Bayron Caicedo o ‘Lejos de mi patria’, de María de Los Ángeles.

Otro contenido con el que también apoya a los compatriotas en el exterior es con programas en los que invita a expertos en leyes y a médicos.

“Es muy útil porque así los migrantes saben cómo arreglar temas de tierras que tienen en Ecuador o resolver dudas sobre su salud”, menciona.

Es con ese contenido que Ayora se ha ganado el corazón de los ecuatorianos. En agosto próximo, el locutor viajará a Estados Unidos para recibir su premio. “Estoy muy emocionado y agradecido. A mi corta edad he podido hacer muchas cosas”.

No le dejan llevar borrego

Ayora 2
Su meta es llevar el caldo de mocho a los residentes en la Yoni.Cortesía

Durante la pandemia, Ayora abrió en Cuenca un comedor para compartir recetas tradicionales en olla de barro y con cuchara de palo. En poco tiempo se convertirá en chef. Su sazón es una herencia de la abuela y su platillo estrella el caldo de mocho, un potaje que se elabora con la cabeza y las tripas del borrego.

Desea llevar este plato, que fortalece el sistema inmunológico, a la Yoni. “Espero que las autoridades nos permitan viajar con el ingrediente principal. Por ahora, sí puedo llevar carne de cerdo, de res, pero no de borrego”, menciona.

Además de su pasión por la radio, el joven es percusionista en una orquesta y tiene planeado inaugurar una feria para apoyar a los campesinos de Cuenca a mostrar sus productos.

Foto de Sistema Grana (33464925)

Dennis Fernando no le teme al amor narco

Leer más