Exclusivo
Farándula

Patricia González: "Estoy feliz con lo que tengo y soy"

Sin poses y sin pelos en la lengua, como es su costumbre, la cantante guayaquileña habló de su vida íntima, el retiro musical y la muerte

PATRICIA GONZALES, PAR(32118444)
La cantante espera retirarse de la actividad musical en un par de años.Miguel Canales Leon

Temperamental, sin poses y sin pelos en la lengua al momento de responder lo que se le pregunta o refutar lo que le disgusta, Patricia González ha llevado, durante 50 años, su talento musical a escenarios locales y extranjeros. Su arte y entrega al público, así como el dejar siempre el nombre del país en alto, la han hecho acreedora a una nominación al Premio Eugenio Espejo, importante galardón ecuatoriano creado hace 45 años y cuyos resultados se conocerán el 9 de agosto. Desde el lugar donde organiza todos sus asuntos laborales y personales, la cantante guayaquileña habló con DOMINGUERO de íntimos pasajes de su vida, el retiro musical y la muerte.

Son 50 años en la música. ¿Aquí termina Patricia González?

Aquí Patricia González no termina y como dice la canción “aquí no más termina mi camino...”, eso será en algún momento, pero en cambio no me queda mucho por hacer, porque he hecho en la vida todo lo que he querido. Quise grabar un disco con Manzanero y lo grabé. Chabuca se me fue, pero logré hacerlo, aunque sea con las canciones de ella. Los hijos me proporcionaron una parte muy bonita de ella que habla de mí y pude hacerle un ofrenda linda con sus canciones. Ese disco queríamos hacerlo juntas, pero bueno, no se dio, no estuvo para mí. Cuando las cosas no están para ti, es porque no lo están y punto.

Siempre nos queda algo por hacer. ¿A usted le falta algo?

karina

Cantante Karina estalla contra el premio que recibió Bad Bunny como compositor de año

Leer más

Te digo sinceramente que no. Es que no se me ha ocurrido pensar qué me falta. Te seré sincera: con lo que tengo y soy, estoy feliz. Con tal de saber lo que he hecho me basta y sobra. Hay gente que se preocupa mucho por otras personas, yo no. Primero me preocupo por mí.

¿Cuál es esa canción que aún no ha podido grabar?

Son dos canciones que me faltan por grabar... La pandemia me dio mucho tiempo, me fue maravillosamente bien, no he ganado dinero, pero gracias a Dios tampoco me ha faltado; en cambio me di el tiempo que no me había dado para meterme en mi guitarra y aprendí muchos acordes que no sabía. Me dio mucho tiempo para estar más con Dios, sin ser exagerada. Rezo el rosario y al Señor de la Misericordia desde que mi madre se enfermó. Ya no la tengo desde hace dos años y todavía me duele haberla perdido (trata de no llorar). Todavía no me repongo. Yo pensé que no la iba extrañar, pero es mentira... cada día la extraño más.

¿Qué tema le dedicó o cuál quisiera dedicarle?

Hay un tema de Dennisse de Kalafe que se llama ‘Señora’, el día que lo escuché me puse a llorar, fue ahora en la pandemia. Recién me entero de que existe esa canción. ¿Cómo te parece que recién me entero? Y me puse a llorar. Llamé a mis hermanas, me aprendí los acordes y me la sé total, pero todavía no tengo el valor de cantarla; me pongo a llorar.

¿Cuándo cree que pueda estar lista para cantarla?

Le pido a mi madre todos los días, a mi Dios y al Señor de la Misericordia que me den fuerzas para poderla cantar. Otra que es preciosa es ‘Lía’. ¡Qué canción tan hermosa! La tenía hace mucho tiempo y como no tenía los acordes. Llamaba a Roberto Viera, que es mi buen amigo, o a Alejandro Cañote, que es mi director, y me puse a sacarlos.

CON DEDICATORIA

Patricia
Su carrera musical la inició en 1970. Desde entonces ha llevado a su talento a escenarios nacionales y extranjeros.Cortesía

No le gusta dedicarle canciones a nadie, solo a su mamá. ¿Ni siquiera lo hizo con sus novios?

Canto lo que me gusta. Cuando tenía los novios no cantaba. Yo empiezo mi carrera en el año 70, hace 50 años; tenía 27. Tengo 77. Yo te digo mi edad pero no mi peso (risas). Aunque hay algunas que se quitan hasta una década. Se les va la mano.

No le gusta dedicarle canciones a nadie, solo a su mamá. ¿Ni siquiera lo hizo con sus novios?

Canto lo que me gusta. Cuando tenía los novios no cantaba. Yo empiezo mi carrera en el año 70, hace 50 años; tenía 27. Tengo 77. Yo te digo mi edad pero no mi peso (risas). Aunque hay algunas que se quitan hasta una década. Se les va la mano.

Bueno, entonces para quién son todos sus temas.

Cuando el público me pide ‘En un rincón del alma’, yo se la dedico a ellos, porque les pertenece. Es ese público el que me hizo una mujer de éxito con esa canción y con ‘La torre’. Después vinieron ‘Ojalá que te mueras’, ‘Soy lo prohibido’, ‘Yo lo comprendo’; tengo ‘Madrigal’, pero es para el público. Yo escojo mi repertorio.

¿Cuál de sus canciones es perfecta para enamorar?

Si estás enamorada puedes dedicar ‘Somos novios’, es un tema maravilloso de Armando Manzanero. Yo la grabé junto con él hace 4 o 5 años.

¿Y para una noche de placer?

‘Soy lo prohibido’... “Soy ese vicio de tu ser que te domina sin querer, soy lo prohibido, soy esa noche de placer”... O si no, esa que dice : “No hace falta que te diga que me muero por tener algo contigo”. Esa es cuando alguien se le quiere insinuar a otra persona.Bueno, entonces para quién son todos sus temas.

SU RETIRO

Ha parado en su actividad musical...

No estoy retirada de la música, lo que pasa es que he estado viajando mucho. He ido a Miami y a Madrid, donde vive casi una hija mía que es Estefanía (Isaías). Además allá tengo trabajo. Canto en un sitio bonito y cerca de donde vivo hay un hotel lindo; ahí me presenté con Martirio y me acompaña Dayan Abad, el guitarrista de Rosario.

¿Ha pensado ya en su retiro?

Si me retiro de la música será porque quiero atrapar el ocaso, no que el ocaso me atrape a mí. Lo haré de aquí a un par de años, no más, porque quiero que la gente me recuerde bien.

¿Cómo quisiera que la recuerde su público?

Como una persona que está en sus cinco cabales. Soy una mujer que, gracias a Dios, no sufre de enfermedades. No me gustaría retirarme cuando ya no pueda hablar o caminar, que no me acuerde. Tiene que ser una retirada digna.

¿Dónde quisiera pasar su retiro?

Me iré a mi casa de la playa, o me iría a vivir a Madrid, que es lo que me gusta. Es una ciudad linda para vivir, o a París, aunque prefiero más Madrid.

¿Un escenario sobre el que hubiese querido cantar y no ha podido?

El Olimpia de París. Eso sí, no pude llegar a él porque siempre estuvo lleno, incluso con años de anticipación. No hay espacio. Y creo que ese fue uno de los motivos. Y bueno, no estuvo para mí. No hay que complicarse la vida.

EL DÍA EN QUE MUERA

¿Qué quisiera que vaya en su epitafio?

Nada, “aquí estoy” y punto. No quiero ni que me hagan ni que me digan (nada), ni que me anden lloriqueando. Quiero hacer un disco que diga: “¡A ver carajo, cuidado con el llanto!”.

¿No quiere que la lloren?

Ya no escucharé que lloran, ni veré; no sé cómo será la muerte. Hay gente que dice que uno ve como un túnel. Yo no quiero ver nada, sino cerrar los ojos, y ¡chao ñañita!

¿Cómo desearía morir?

Tranquila en mi casa, rodeada de mi familia, de mis sobrinos y luego irme al lado de mi madre.

¿Ya está comprado el lote?

Ya está comprado...

  • EN ÍNTIMO
​Cuando alguien lleva su vida muy privada, suele atraer el morbo del público y de la prensa. ¿Cómo lo ha manejado, sobre todo cuando hay muchas versiones de usted?
Sin importarme... No le doy crédito a lo que la gente diga; que le den crédito a lo que yo hablo. Imagínate que me preocupe porque cuatro bobazos hablan algo que no es. Y si es, yo no me voy a estar preocupando de lo que la gente diga de mí. En una época dijeron que yo era marihuanera y ni fumo, hasta comunista. No he sido de dinero, pero tampoco tengo esa tendencia, nunca. Eso no es lo mío. Nadie, y te lo digo yo, nadie se atreve a decirme nada en la cara...

Ahí viene el “¿para qué te metes a cantante, si tu vida le pertenece al público?”.
Claro, yo soy de una vida pública, es verdad, pero mi vida de cantante, no mi vida privada. Lo mío es mío.

Lo que no se tiene, no se extraña. Los hijos nunca llegaron.
Primero, no me he casado, ni soy de esas personas que dicen “yo no tuve la suerte de casarme, pero quisiera tener un hijo para que me cierre los ojos”, eso es mentira. Conozco muchas mamás que aun con hijos quien les ha cerrado los ojos ha sido la enfermera o la empleada. A mí que me los cierre la enfermera, la empleada o mi hermana, pero yo no me preocupé por hijos porque no me dio la gana de casarme. Yo me iba a casar en el año 70 con un francés y le dije que no estaba preparada para hacerlo. Yo quería además ser artista. Tengo sobrinos que amo como si fueran mis hijos y me joden menos.

MÁS DE ELLA

*Guayaquileña de 77 años.

*Está nominada al Premio Eugenio Espejo en la categoría ‘Creaciones artísticas y culturales’.

*Debido a la pandemia quedaron pendientes shows y homenajes, entre los que estaban los del cantante Carlos Vives y el presidente de Colombia, Iván Duque. A ambos los conoce desde que eran niños.

*El dinero ganado a lo largo de su carrera se lo gastará para que nadie pelee. Las propiedades que posee las legó en vida a su familia.

*Es conocida por su carácter temperamental, del que dice que lo ha tenido desde que era una niña y con el cual morirá.

cantante kathy

Kathy Elisa le da dura batalla al Covid-19

Leer más

TE RECOMENDAMOS