Exclusivo
Buena Vida

¡No dejes que te 'ahorque' la crisis! Cambia tu 'jama' y dale suave con los gastos hormiga

Los tiempos difíciles obligan a replantear la forma en la que se lleva la economía y la alimentación del hogar. Expertos dan sus recomendaciones

Cada vez se hace más complicado adquirir productos.
Cada vez se hace más complicado adquirir productos.Pixabay

Sube mes a mes el precio de la gasolina, los panificadores anuncian el alza en el valor de este producto básico y los transportistas urbanos comienzan a paralizarse para exigir un aumento en el precio de los pasajes. Eso está ocurriendo ahora pero la agudización de la crisis económica tiene ya quince meses, como una de las nefastas consecuencia de la emergencia sanitaria por el coronavirus.

Esa dura realidad se refleja a diario en tiendas y supermercados, donde a más de un consumidor se observa devolver en caja parte de los productos que han colocado en el carrito de compras.

Aunque parezca mentira, esto suele ocurrirle también a quienes no han visto disminuir sus ingresos o su sueldo. Por ejemplo, a muchos de ellos les sucede que no llega la quincena o el fin de mes y no tienen un 'quinto' para medio llenar la nevera.

María José Troya, presidenta de la Tribuna de Defensa del Consumidor, sostiene que al estar el Ecuador con niveles de inflación muy bajos (en abril pasado llegó al 0,18 %), el problema de la gente no son los precios, sino la capacidad de acceder a bienes y servicios.

"Los ingresos de los consumidores son los que se han visto disminuidos, debido a que han perdido sus empleos, o los trabajadores autónomos han perdido sus niveles de ventas que tenían antes", acota la activista.

Agrega que en el país existe una mayor cantidad de personas que han pasado a la pobreza y pobreza extrema en los últimos meses.

Gastos suntuosos y gastos hormiga

¿Por qué viviendo en un país que no sufre de altos índices de inflación, gracias a la dolarización, la plata no alcanza? le pregunta este diario al analista económico Héctor Delgado y él, a más de coincidir con lo que dice Troya, lo atribuye también a factores como los gastos suntuosos y los gastos hormiga en los que suele incurrir la gente, independientemente de que haya o no crisis. En el primer caso, pone como ejemplo servicios como la televisión por cable, la compra y renovaciones de teléfonos celulares y otros, "sin preguntarse si realmente los necesita".

Y en el caso de los gastos hormiga, Delgado recuerda que se denomina así a esos pequeños consumos diarios que se realizan casi inadvertidamente y que al final del día parecen que no afectan en nada tus finanzas. Te equivocas. Ejemplos de estos gastos son: snacks, cafés, goma de mascar, cigarrillos, cerveza en un bar, comer en la calle, dar propinas...

"Hay gente que tiene por costumbre comer en restaurantes, comprar cafecitos pudiendo preparárselo en casa... son gastos pequeños pero si uno los suma al mes y lo multiplica al año, la sorpresa es grande", dice este economista.

El entendido, quien dirige una Asociación de Emprendedores en Guayaquil, apunta también a las deudas que adquiere la gente. Aclara que, a menos que sea para invertir en algo muy necesario o que vaya a rendir réditos a corto o mediano plazo, es preferible no adquirir deudas en estos tiempos de inestabilidad e incertidumbre que estamos viviendo.

Yo te lo pruebo imagen (1)

Yo te lo pruebo: El mejor bolón tiene secretos de Jipijapa

Leer más

"Ahora la gente está endeudada por un lado porque ha utilizado mucho la tarjeta de crédito para pagar necesidades básicas, sin embargo, estas personas no quieren más deudas porque no saben si mañana tendrán o no trabajo", comenta Delgado.

Ante este estado de situaciones, la gente expresa su malestar, por ejemplo, a través de las redes sociales. Uno de ellos es el médico guayaquileño Henry Pinela, quien exhortó a la población a buscar alimentos sustitutos y nutritivos.

A continuación EXTRA y sus entrevistados te dan 7 consejos que te servirán para manejar mejor la economía de tu hogar como una forma de aguantar o ir disminuyendo el impacto de la crisis que está afectando a todos:

  • Elimina los gastos hormiga

Primero identifica cuáles son en tu caso y luego haz el siguiente ejercicio. Coge papel y pluma y escríbelos en orden; sumares su valor al final del día. Haz lo mismo todos los días y terminada la semana suma cuánto gastaste. Si por ejemplo tus gastos hormigas a la semana suman alrededor de $ 20, esa cantidad se convierte en $ 80 al mes y en $ 960 al año, una cantidad nada despreciable, que te puedes ahorrar.

  • Adquiere productos o bienes sustitutos

Si bien cierto no son los mismos, cumplen en cierta forma las mismas funciones. Por ejemplo si estás acostumbrado a comprar pan, un producto que no ha bajado de precio, ahora puedes desayunar con verde choclo u otros productos de temporada que actualmente están muy baratos. Los productos naturales no solo te ahorran dinero, también ayudan a una mejor nutrición y salud.

comida

¡Cocina y ‘jamea’ sin desperdiciar ingredientes!

Leer más

  • Elimina lo innecesario

Reúnete con los integrantes de tu familia y analicen de que servicios o bienes pueden prescindir. En el caso de alimentos o bebidas, hay algunos que puedes eliminarlo de la canasta, como papas fritas, energizantes, golosinas... 

  • Súmate a la economía colaborativa

Si vas a hacer alguna compra trata de 'hacerle el gasto' al amigo o allegado, ese comerciante o artesano que tiene un emprendimiento, es decir si gastamos tratemos de hacerlo en nuestro entorno para que esa personas tenga ayuda y te ayude.

  • Sé cauto con el crédito

La deuda no es mala, lo malo es endeudarse en algo que realmente no es necesario o no te va a genera un ingreso. Tienes que dejar a un lado tus emociones y pensar un poquito más antes de hacer una compra o gasto. Endeudarse por ejemplo en comidas o celebraciones en restaurantes no es recomendable. Deja de utilizar la tarjeta de crédito para productos suntuarios o de lujo.

  • Haz compras conjuntas

Comprar en pequeñas cantidades siempre sale más caro. Entonces reúnete con familiares, vecinos o algún grupo social, junten su dinero semanal para el gasto y hagan las compras en conjunto, eso requiere de cierta planificación y organización, pero llevarlo a cabo les permitirá abaratar costos. La idea nació hace pocos años en la Tribuna de Defensa del Consumidor, que la cristalizó en algunos barrios de Quito. La iniciativa a veces alcanza un abaratamiento de cada canasta familiar, de más del 50 %.

  • Participa en los trueques

En algunas ciudades especialmente de la Sierra, con la pandemia se volvieron a organizar los trueques. Averigua y participa de ellos, pues no necesitarás dinero para adquirir tus alimentos, sino algún producto que puedes sembrar tu mismo en tu patio y entregarlo a cambio de otros alimentos