Exclusivo
Cuerpeo

4 preguntas sobre las fantasías sexuales

Han sido relacionadas con lo prohibido. Sin embargo, este tipo de prácticas, siempre que haya consentimiento mutuo, dinamizan al sexo

Fantasías sexuales
Hay diferentes fantasías sexuales y dependen de sus parejas.Tomada de Freepik

Las fantasías sexuales son un patrón deliberado de ideas o una recreación mental, cuyo objetivo es estimular las sensaciones sexuales. Se basan en anhelos a ejecutarse que un individuo considera eróticos.

Este tipo de imágenes o fantasías están relacionadas con lo prohibido. Usualmente, sobre todo en nuestra sociedad, aún no se hablan abiertamente y, la mayoría de las veces, hasta no se confiesan por vergüenza. Tienen un componente altamente excitante, pero aún siguen siendo un tema tabú en cierto modo.

Sin embargo, muchas personas recurren a la fantasía como una forma de enriquecer su vida erótica. Estas por lo general se llevan a cabo cuando la pareja cae en la monotonía y busca experimentar algo diferente para diversificar la práctica sexual.

La sexóloga Paola Pérez lamenta que en nuestra cultura por lo general se asocia a las fantasías sexuales con la infidelidad o lo prohibido, cuando realmente no es así. “Uno tiende a ver a su pareja como alguien que no puede o no quiere cumplir con las fantasías sexuales y, por lo tanto, a veces no se lo pedimos”, dice. Por eso, insta a las parejas a no quedarse con la duda, plantear su plan y ejecutar sus deseos, porque esto dinamizará los encuentros.

Las fantasías pueden usarse dentro de la erótica de la pareja para alcanzar un mayor grado de excitación durante la relación sexual. Y sus formas pueden ser desde largos relatos mentales hasta rápidos destellos de imágenes sexuales.

Sus efectos van desde la simple excitación sexual hasta el orgasmo. Cada persona tiene su fantasía sexual, por lo tanto hay muchas y muy diversas. 

Practicar sexo con una pareja distinta a la propia es una de las fantasías sexuales más frecuentes.

  • ¿Cómo influye una fantasía en mi vida sexual?

Hay que recordar que una fantasía es algo que uno imagina, es decir, que no ha probado en la vida real aún. Hay dos caminos: que cuando se ejecute sea tan buena o mejor que como lo imaginas y así esto puede mejorar tu satisfacción sexual; o también puede ocurrir lo contrario, que no sea como lo soñaste y te puedas llevar una decepción. Pero, generalmente, cumplir una fantasía sexual te lleva a experimentar cosas nuevas, y esto siempre viene bien.

  • MI fantasía es un trío, pero tengo miedo de proponer

A veces, los miedos en este tipo de situaciones son innecesarios o hay que afrontarlos. Si por la forma de ser de tu pareja temes de su reacción ve preparando el terreno para realizar una propuesta. Un trío sexual no necesariamente es una infidelidad, pero este concepto es relativo y cambia de persona a persona. Es mejor enfrentar la situación y contarlo a tu pareja.

  • ¿Es normal sentirse culpable por tener fantasías sexuales?

Hay algunas que son prohibidas o que moralmente no estarían bien vistas, como por ejemplo, desear a una persona que tenga otro compromiso, etc. Todo depende de la construcción social en la que te desenvuelvas. Pero si es una fantasía que, en teoría no daña a tercera personas, no tendría que hacerte sentir mal.

Hay personas que no receptan bien, por ejemplo, la propuesta de hacer un trío, pero todo depende del nivel de confianza que se tenga de todas las partes. 

  • Una vez le conté a mi novio que tenía una fantasía y me dijo que eso no se hace...

Aún vivimos en una sociedad machista, ciertas personas ven mal que una mujer hable abiertamente de sexo y quiera experimentar con su sexualidad, cuando esto es perfectamente normal. Lo importante es hallar a una pareja que sea empática, que entienda tus necesidades y quiera cumplir contigo esos anhelos que, seguramente, puedan darles goce a ambos.

Lo importante es la comunicación y la información. Si tu pareja te mira o te habla mal debes conversar con él y explicarle que esto no tiene nada de malo.