Exclusivo
Cuerpeo

Cómo recuperar las 'ganas' de estar con mi pareja

Luego de seis a un año de relación la inspiración al deseo sexual puede verse truncado por la monotonía y estrés. Aquí algunas claves para revivir esos momentos fogosos:

Pareja
La monotonía destruye la inspiración sexual.Canva

Al inicio, cuando uno recién empieza amoríos con su pareja, todo es electricidad, pasión, sexo y mucho más. Pero cuando todo ese conjunto de deseos se pierde, es un desafío recordar las noches 'deliciosas'.

“Prácticamente todas las relaciones pasan por algún tipo de período de disminución, generalmente después de 6 meses a un año”, le dice a EXTRA el psicólogo clínico, Mario Villalba Vasco, quien además refiere que cerca de un 75 % de parejas sufren una disminución en la actividad sexual cuando llegan un síntoma: monotonía.

Si bien hay múltiples razones para la falta de lujuria, desde la enfermedad hasta el estrés, la verdad es que el sexo es saludable para el cuerpo y la mente porque genera cercanía, intimidad y un sentido de asociación en la relación.

No obstante, un estudio en la revista Sex and Marital Therapy apunta que las mujeres que están sexualmente satisfechas reportan niveles más altos de bienestar general que las mujeres que no la obtienen. Pero a veces no nos damos cuenta de algunas cosas que ‘matan’ la inspiración. Por ejemplo, Villalba señala que los celulares nos mantienen conectados con todos excepto con la persona que nos está pidiendo ‘cuerpeo’. Es más, apunta que la tecnología cada vez más interfiere en la disminución del apetito sexual.

"Estamos en nuestros teléfonos y computadoras todo el día, antes de irnos a dormir, y con demasiada frecuencia lo primero que hacemos cuando nos despertamos es agarrar el teléfono. Esto aniquila el romance y el placer", dice.

“Apague para encender la pasión”, es lo que recomienda el experto, porque de esta manera la ‘llama’ del amor no solo estará en el sexting, sino en ‘carne propia’. 

“La idea de la espontaneidad es emocionante, pero si la quieres y no está pasando, tienes que planificarla”, indica.

Otro punto donde la pareja usa su 'matapasiones' es cuando las prioridades del día están 'a pedir de boca' y el sexo -a menudo- queda en el último peldaño de la jornada. "Damos prioridad a las cosas que más nos estresan, como lavar los platos, atender a los niños (si es que hay) arreglar la casa...", agrega el entendido.

Por lo que recomienda dejar a un lado los platos y la ropa sucia para más tarde y ponerse la 'pinta' para un revolcón. Además, insta en tomarse 20 minutos del maratón diario para disfrutar un ratito con tu pareja, que probablemente será mucho más gratificante que un lavaplatos o un montón de ropa desordenada.

Otra clave para revivir momentos fogosos es el ejercicio. Una investigación de la Universidad de Texas sugiere que, además de aliviar el estrés y mejorar el estado de ánimo, la actividad física aumenta el flujo sanguíneo y estimula las hormonas del bienestar, lo que le permite excitarse rápida y fácilmente; y lo mejor: aumenta el deseo sexual.

Por lo consiguiente, si quieres volver a tener una ‘Noche de entierro’ -como los Benjamins- mueve tu cuerpo durante una media hora al día que servirá para vivificar las ganas de estar con tu pareja por los componentes bioquímicos que desfoga el cuerpo. 

Aunque la seguridad y estabilidad son parte de un matrimonio o relación ideal, pueden ser la ruina en el dormitorio. ¿La razón? Según Villalba, porque también anhelamos la novedad, aventura y descubrimiento. “Muchas personas se sienten satisfechas teniendo Netflix, un perrito o haciendo actividades juntos; y está bien. Lo malo es dejar a un lado el placer sexual y solo se brinda con la espontaneidad y la aventura”, sostiene, y ¡ojo! esto puede ser causal de divorcio.

Lo que aconseja es que la pareja se empiece a provocar: enviando mensajes tentadores, una selfie sexy y cómo no una foto en traje de 'Adán'. “Estos atrevidos movimientos son una especie de juego previo para lo que acontecerá en la noche. Psicológicamente la pareja solo tiene esa imagen en su cabeza”, indica.

RELACIONADAS

Así las cosas, hay muchas maneras de saber cuáles son los motivos por las que se me va la inspiración en la cama y por lo consiguiente las armas para poder solucionarlos, pero no quiere decir que sea sencillo. Lo que debemos hacer es trazarnos un plan para hacerle frente.

“Hay que plantearse cómo hablar más con la pareja. Probar con distintos estímulos para conocer tu cuerpo; conversen sobre la necesidad de resolver los conflictos en la cama y reflexionen acerca de las creencias que tienen sobre el sexo. Cuestiónense, fantaseen, planifiquen y prueben”, resalta.