Sexo anal: vaya poco a poco

Exclusivo
Cuerpeo

Sexo anal: vaya poco a poco

Para realizar esta práctica es prudente que el deseo esté presente en todo el acto. La lubricación y adaptación de la zona es importante

juguetes sexuales
Los plugs anales pueden ayudar a estimular la zona.Freepik

Si tiene miedo o inseguridad, ni lo intente. La sexóloga Paola Pérez es enfática en reiterar que para practicar el sexo anal y disfrutarlo hay que desearlo y estar en niveles altos de excitación. Si no puede ser doloroso e incómodo.

Ella explicó, durante el programa El placer de los lunes que se transmite por el Facebook Live de EXTRA, que esta práctica sexual no tiene género porque la puede disfrutar cualquier persona. Sin embargo, a los hombres heterosexuales, por cuestiones culturales, les genera cierto rechazo que sus parejas los estimulen en esa área.

“Pero los hombres tienen su Punto G cerca del ano y es una zona que si se estimula les genera muchísima excitación y orgasmos más explosivos”, dijo la doctora.

Durante el espacio dio tips para las personas que aún no han realizado esta práctica, pero quieren hacerlo y no saben cómo.

Lo principal, apuntó, es el deseo. También estar conscientes de que hay que tener cuidados higiénicos con la zona. Luego lo importante es entender que lo que se ve en las películas pornográficas respecto al sexo anal no es cierto. Es ficción.

Por lo tanto, para que alguien esté preparado para esta práctica, necesita adecuar la zona. ¿Cómo se hace? Con abundante lubricación. Pero no con vaselina, aceite o saliva, sino con lubricantes especiales.

Luego, no es prudente introducir todo el pene, sino ir graduando los tamaños con los dedos u otro juguete sexual.

“Hay uno que se llama ‘bolitas chinas’, son unas esferas que van de pequeñas a grandes y sirven para acostumbrar al ano a diferentes diámetros”, explicó Pérez.

  1. Se recomienda empezar poco a poco para que te sientas cómodo al llegar al momento de hacerlo. Un plug (dildo pequeño) anal, por ejemplo, te puede servir para practicar antes de intentarlo con un pene.
  2. Si te duele al practicar sexo anal, hay que parar, sin hacer preguntas. La persona que está penetrando debe detenerse de inmediato porque la práctica debe generar placer.
  3. Las heces contienen bacterias y eso conlleva el riesgo de contraer vaginosis bacteriana tras practicar sexo anal en caso de que la materia fecal entre en contacto con la vagina.
  4. El uso del preservativo es imprescindible en todas las prácticas sexuales. Sin embargo, en este hay que tener un especial cuidado de usarlo.
  5. Al practicar sexo anal es muy posible que tenga que lidiar con materia fecal. Por esta razón hay que tratar de tener especial cuidado en la zona.